Colchones de espuma o viscoelásticos y su confort

Imagina que vas a comprar tu nuevo colchón, tienes el dinero, el transporte y todo lo demás. Cuando entras a la tienda de colchones, ves infinidad de modelos con materiales prometedores, texturas y formas y al final das un paso atrás. Si eres de esos, nosotros tenemos la solución: colchones de espuma. Seguramente has escuchado hablar de estos “nuevos” modelos que están surgiendo en el mercado.

Existen básicamente de todos los tamaños, incluso hay colchones de espuma para perros. Ahora bien, de entre toda esta variedad, los colchones de espuma pueden ser tu mejor opción para elegir. Cada espalda es diferente, tomando eso como premisa, aquí te dejamos todo lo que necesitas saber de qué clase de confort necesitas en un colchón de espuma.

¿Colchones de espuma? Háblame de sus materiales

No es la primera vez que hablamos de colchones de espuma y sus materiales, sin embargo, hacemos mucho hincapié en lo variado que pueden a llegar a ser y cuál es el mayor benéfico para ti. Colchones de espuma, de látex o viscoelásticos, son los más comunes

Los colchones viscoelásticos comenzaron a comercializarse a mediados de los años setenta, sin embargo, no fue tan suave como se cree. De hecho, los primeros en experimentar con este material fueron los genios de la NASA con la intención de amortiguar o disminuir la presión que sufrían sus pilotos y astronautas a la hora de despegar, años después, ya en la década de los ochenta, se comenzaron a utilizar estos materiales en hospitales y refugios caritativos.

Lo más importante a destacar es que estos colchones ayudan a crear el molde perfecto del usuario o quien se acueste en él. Estos pueden ser, sin duda el tipo de colchón que necesitas si eres de los que se mueven mucho por las noches. Evita el movimiento y favorece tu sueño.

Los colchones de  espuma o viscoelásticos te ofrecen importantes mejoras para tu descanso y sueño.

  • Mayor confort a la hora de acostarse, gracias a sus materiales, toman la forma de tu cuerpo desde el primer momento en que te recuestas o sientas sobre él.
  • Menor presión, tu circulación sanguínea está segura con un colchón viscoelástico. De hecho, es por eso que los hospitales optan por estos colchones.
  • No se deforman. No importa cuánto tiempo pase, siempre tendrán su forma original. Ojo, recomendamos rotarlo al menos, una vez cada tres meses.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Más Post